logo

Innovación educativa

Incorporación y diseño  del portafolio en educación de adultos. Una experiencia para el desarrollo integral de competencias básicas.

“Proyecto de innovación educativa autorizado mediante orden de 28 de abril de 2014, de la Consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte.”

 

Nuestra meta es incorporar y diseñar de forma experimental un portafolio adaptado a las características del alumnado y de la diversidad propia de un Centro de Adultos ubicado en una zona rural. Se trata de una experiencia de la que se esperan obtener resultados que permitan posteriormente incorporar la herramienta de forma estable y mejorar la calidad de la enseñanza del Centro.

El objetivo principal y más concreto del proyecto es mejorar el desarrollo de determinadas competencias básicas del alumnado mediante el uso del portafolio: competencia comunicativa, competencia digital, competencia para aprender a aprender y competencia en autonomía e iniciativa personal.

El aprendizaje adquirido: Los profesores consideran que uno de los aspectos más importantes del desarrollo de este proyecto ha sido la formación adquirida en tanto a qué es un portafolio, cuáles son sus posibilidades educativas y cómo puede ponerse en práctica en su contexto.

 

La motivación profesional: El proyecto ha generado en los profesores participantes ganas de aprender, experimentar, innovar en el aula, recibir retroalimentación del alumnado y del resto de profesores y continuar y extender la experiencia a otros grupos en el próximo curso.

 

La diversidad de experiencias: Cada profesor ha implementado el portafolio de una forma diferente, teniendo en cuenta tanto las características de su contexto como su propia forma de entender la acción educativa y gestionar el aula. Las diferentes implementaciones han enriquecido el proyecto y han supuesto una nueva motivación para su continuidad, pues el profesorado ha comprobado que son factibles otras formas diferentes de utilizar el portafolio a las desarrolladas por cada uno.

 

La continuidad de la experiencia educativa: El proyecto se valora como la puesta en marcha de una iniciativa que no termina aquí, todo lo contrario, el proyecto sólo ha supuesto el arranque de una experiencia que se estima será continuada. Es decir, el portafolio se valora ahora como una herramienta de utilidad para el proceso de enseñanza-aprendizaje que puede ser integrada de forma natural en el aula, se han superado, por tanto, los temores iniciales del profesorado en cuanto a su recepción por parte de los alumnos y su idoneidad con diferentes grupos.